Compresores JOSVAL - Compresores de pistón y compresores de tornillo

compresores josval  - compresores josval

¿Cómo sería el día perfecto con un compresor?


"Encenderlo, que arranque a la primera. Esperar a que llegue a la temperatura de trabajo óptima, y ponerlo a producir a pleno rendimiento. Si fuera de pistón, con ciclo de funcionamiento casi simétrico (ej: 15 min carga, 15 min en reposo). Si fuese tornillo, sin descanso."

 

"Llegar por la mañana a la empresa y que todas las maquinas funcionen, sin paradas no deseadas" 

 

"Un día perfecto con un compresor para el departamento comercial, es aquel día en el que una vez que ha nacido el mismo (cuanto más gordo mejor), le dices adiós porque lo has vendido." 

"Beber unas cervezas con mis amigos y amigas gracias a un TRINKEN, mientras a los niños los distrae un payaso que infla globos con un SAUBER SILENCE TECHNAL." 

 

"Un buen día con un compresor es ese día en el que cumple con todas tus necesidades: rinde en tu taller, hace que tus instalaciones de aire funcionen a plena potencia, y todo ello sin percances ni averías." 

 

"El día perfecto con un compresor es aquel que lo has puesto en marcha para alimentar la empresa y no te has acordado de él en todo el día."

 

"Todo va bien desde el primer momento del día y así continuará hasta el final, sin duda, porque siempre lo hace. Lo oigo de refilón cada vez que me acerco al pasillo central; me gusta el sonido grave y redondo que producen los pistones en cada una de sus emboladas." 

 

"Yo preferiría que fuera una compresora. En cualquier caso y después de tantos años juntos, lo primero que haría es ir a la BOUTIQUE DEL COMPRESOR y regalarle unas ruedas bonitas para poder movernos con libertad por una zona de copas. Sería perfecto tener una agradable conversación emitiendo sonidos con un bajo nivel sonoro (50 dB).  Si el compresor fuera de pistón, después de comer una ensalada con “aceite alimentario”, lo acompañaría otra vez al S.A.T. a descansar para que no hiciera muchas horas. Si fuera de tornillo, seguiría de copas hasta el alba, o mejor, las 24 horas. Oh… qué bonito sería pasar un día perfecto con un compresor. Lástima que seamos de especies distintas." 


"Ir a la sala del compresor, ver que mi compresor con variador apenas fluctúa la presión, que trabaja a máxima eficiencia." 

 

"Es un día soleado y primaveral en el que aunque no se le ve, se le escucha ronronear de vez en cuando."


"Un día perfecto con un compresor es que funcione de forma correcta, que trabaje “bajo su presión” y no se sienta saturado, ni forzado en ningún momento."


"El compresor aporta el aire que se necesita y no genera ningún problema."


"El día perfecto sería poder pasarlo con él junto al mar. Ese día en el que me da aire para poder respirar bajo el agua. Limpiaríamos el barco y volveríamos a nuestro hogar."


"Un día con amigos, unas cañas bien fresquitas tiradas con un TRINKEN, unas tapas y una agradable conversación."


"El día que inflo las ruedas del coche."